lunes, 30 de marzo de 2015

Prensa


Con la crónica de Yayi se acabaron las colaboraciones en el blog de los magníficos voluntarios de la Outubrofest 2014.

Os damos las gracias a todos, a los que pasasteis olímpicamente de nosotros, a los que nos dijisteis directamente que no podíais por estar demasiado ocupados y, sobre todo, muchas, pero que muchas gracias, a los que perdisteis parte de vuestro tiempo en atender nuestra petición. Gracias a vosotros sentimos que nuestro esfuerzo es reconocido de alguna manera. 

Como siempre, hemos querido dar una imagen real de lo que se cuece en el club, y qué mejor forma de hacerlo que buscar opiniones de otras personas involucradas de alguna manera con él.

Dicho esto, pasamos a ocuparnos de recortes de prensa interesantes.

El día 16 de marzo, el Diario de Pontevedra publicó el reportaje que podéis ver más abajo. Lo firma Álvaro Alonso y no podemos estar más de acuerdo con su comentario respecto a la importancia de las redes sociales en la actualidad para la difusión de cualquier tema, incluida la vida diaria de un club deportivo.

Pero, personalmente, nos decantamos, más que por Facebook o Twitter (que también usamos y nos parecen muy útiles), por los blog, que permiten una mejor organización de la información a la vez que suponen un archivo permanente de fácil manejo y con más posibilidades estéticas.

Gracias a estas facilidades, y dedicando muchas horas al asunto, hemos ido plasmando la historia del PRC en base a fotos, vídeos y comentarios, que hemos procurado, como dice Álvaro en su texto y con lo que también estamos de acuerdo,  que fueran lo más cuidados posible y dándole al conjunto un aspecto agradable dentro de nuestros escasos conocimientos.Procurando utilizar, siempre o casi siempre, material propio o con la debida autorización.

Y, después de estas merecidas flores (esperamos vuestros comentarios dándonos en el cogote por tanta chulería), pasamos a un reportaje que el Faro de Vigo, en el suplemento Campeones, publicó el día 18 de febrero hablando muy bien del club (como suele ser habitual), pero con un par de fallos en el texto que los verdaderos seguidores del Pontevedra descubriréis enseguida.

Otra cosa buena que nos ha traído el blog es entablar relación con los grandes profesionales que hay detrás de los reportajes en la prensa, tanto redactores como fotógrafos, y es gracias a ello que os podemos presentar también las fotos originales que aparecen en el reportaje de El Faro de Vigo y que nos ha cedido su autor, Gustavo Santos. Sabemos que las mamás agradecen este tipo de entradas donde aparecen sus "pequeños" (sí, para ellas siempre serán niños, aún con su metro noventa y cien kilos de peso).

Damos las gracias a Gustavo, a los chicos del Faro de Vigo y, en general, a todos los profesionales de la prensa con los que hemos contactado por la amabilidad con que nos tratan habitualmente, a pesar de haber ido siempre a título personal y no como representantes del club.

Ahí van los reportajes y las fotos.




Diario de Pontevedra 16-03-2015


Faro de Vigo 18-02-2015









martes, 24 de febrero de 2015

Outubrofest 2014. Crónica de Yayi


Seguimos con las crónicas de los participantes y asistentes de la Outubrofest, tanto de este año como de los anteriores, porque, como habréis podido constatar por las crónicas anteriores, quien lo prueba repite.

De verdad que nos sorprende la respuesta que ha tenido nuestra proposición de que cada uno aportara sus propias impresiones sobre la fiesta. A pesar del tiempo transcurrido, todavía hay personas que tienen la amabilidad de dedicarnos un rato de su escaso tiempo contándonos sus aventuras. 

Como habréis podido comprobar los seguidores de este blog, lleva tiempo practicamente aparcado (pero no abandonado) porque consideramos que el fin para el que fue creado ya ha sido cumplido, es decir, apoyar un nuevo proyecto del que formamos parte en su momento y dejar, de paso, testimonio y recuerdo de los hechos más destacados. 

A día de hoy, muchos de los que iniciamos aquella aventura hemos ido bajándonos del carro con la alegría de ver que el esfuerzo inicial ha tenido su fruto. Y, con la respuesta recibida a nuestra petición de crónicas, vemos con satisfacción que los "veteranos" seguimos teniendo un vínculo especial a pesar del tiempo transcurrido y de que ya no nos unen los desplazamientos a torneos, el acompañar a los niños (que ya han dejado de serlo) a los entrenamientos, etc. 

Pero vamos a dejar de mirar otra vez el pasado y a centrarnos en lo que nos tiene que contar sobre su experiencia en la Outubrofest Yayi, mamá de José, jugador que sigue en activo en el PRC.
 
Como siempre, te agradecemos enormemente el tiempo que nos has dedicado. 
  
OUTUBROFEST "TERCER TIEMPO"

Hay dos formas de jugar al rugby, en el campo y en las gradas. Los que jugamos en las gradas tenemos, como no, una de las mejores cosas que tiene este deporte: “el tercer tiempo” en la Outubrofest.

 Compañerismo, respeto, disciplina, sacrificio, altruismo…

 Como en el juego estos principios subyacen en el espíritu de la fiesta, y ésta sirve no sólo para compartir un fin común ligado a la parte más prosaica del club (mantener su economía a flote) sino que nos enseña a todos el valor de lo humano compartiendo, haciendo bromas y confidencias entre lechugas, tickets de colores, barriles pesados, agua no tan caliente, planchas sofocantes o mesas atiborradas. 

Mi paso a través de estos años por la Outubrofest me ha hecho conocer un poco más la vida del club, cómo éramos, cómo somos… Esta pequeña convivencia con los miembros de ésta comunidad, padres, jugadores (desde la y el más pequeño hasta la y el mas grandote), entrenadores, simpatizantes y público en general, me ha aportado vivencias por las cuales solo puedo dar las gracias a todos los que las han hecho posibles y animar a ¡QUÉ NO DECAIGA! 

Un abrazo a todos.

viernes, 20 de febrero de 2015

Outubrofest 2014. Crónica de Duli

Obdulia, más conocida como Duli y mamá de Pedro, uno de los primeros chavales que formaron parte de las plantillas del PRC, nos cuenta sus experiencias en la fiesta. 

Antes de nada dar las gracias a todos los que durante el tiempo que pertenecimos al club, estuvieron con nosotros compartiendo unas vivencias inolvidables. Y sobre todo a la persona que nos convenció para formar parte de esta gran familia. Gracias, presi José Manuel. 

Pese a que solo estuve en las tres primeras trabajando, (mi hijo dejó el club) no me he perdido ninguna otra como comensal, y os aseguro que, mientras se hagan, allí estaremos apoyando para que los chicos puedan seguir disfrutando de su deporte. 

 Y ahora, a contaros mis octoberfest. Jejeje. 

 Con este uniforme comenzaba mi andadura en las octoberfest, y las terminaba con una gran y fresquita jarra de cerveza, cantando o contando historias y rodeada de una gente increíble. 

Acabábamos muy cansados por el esfuerzo que se había realizado, pero muy contentos por el gran ambiente y por los logros conseguidos al final de cada fiesta.

 Pese a que han ido mejorando, para mí la mejor fue la primera, todos inexpertos en el tema, casi sin material para trabajar, un lavaplatos que se calentaba y dejaba de funcionar, unos barreños con agua fría para poder ir lavando más deprisa, agua corriendo por debajo de nuestros pies, prisas para todo, planchas pequeñas y dos cocineros que no paraban de montar juerga. 

Todo esto y muchas ganas de que aquello saliese bien era lo que nos mantenía en pie. 

 La verdad es que hay montones de anécdotas para contar, pero me conformo con poder poner estas cuatro líneas de recuerdo y de agradecimiento para todos los padres, madres, jugadores y voluntarios, que son el alma de estas fiestas. 

 Espero que se sigan haciendo muchos años más y que podamos seguir disfrutando de ellas. 

Por ultimo quiero daros las gracias a la gente del blog, ya que gracias a vuestro trabajo se nos conoce en muchos sitios y además tenemos una forma de recordar la historia del club. 

Y desde aquí seguir animando a toda la gente, para que no falte a la próxima, que será la VI Octoberfest. Muchas gracias y muchos ánimos a todos. 

VIVA LA OCTOBERFEST.

martes, 23 de diciembre de 2014

Outubrofest 2014. Crónica de Ruth Aguiar

Otra colaboradora y otro agradecimiento de nuestra parte para ella.

Esta vez se trata de Ruth, la médico del Pontevedra desde hace ya varios años y una más de las incansables voluntarias de la fiesta de la cerveza.

Reflexionando acerca de los voluntarios, y tomando como ejemplo a Ruth, siempre decimos que sacrifican sus días libres en pos del club, pero hay que tener en cuenta que no solo prescinden de su tiempo libre, sino que esas horas se las quitan de jugar con sus hijos o llevarlos al parque o al cine, de compartirlas con maridos o mujeres, novios o novias, familiares, aficiones. Cuando nos referimos al sacrificio, realmente tenemos que verlo como tal y valorarlo en su justa medida.

Os dejamos con la fantástica crónica de Ruth.

Durante los últimos tres años he tenido la gran suerte de colaborar en la Octoberfest que mi equipo de rugby organiza cada año en Pontevedra, cuando José Manuel me hizo el encargo de contarle mi experiencia tenía claro que una palabra sería la que definiese lo que he sentido…FAMILIA, y lo escribo así con mayúsculas porque no hay otra manera de definir lo que se cuece entre barriles de cerveza y platos llenos de salchichas y choucroute. Durante los días que dura este evento ya clásico en Pontevedra, padres, jugadores, entrenadores y voluntarios se entregan a un ritmo frenético, a un no parar, a servir cervezas como si tuviésemos un máster en hostelería, y preparar cientos de kilos de salchichas... La primera vez fue un poco caótico, colas inmensas de gente esperando con sus tickets, algunos un poco "cabreados" pero la mayoría comprendiendo que no somos profesionales de esto.

Al final de cada jornada, el cansancio te puede, llega un momento en el que deseas que suene la campana final porque los oídos ya no pueden con tanto chundachunda alemán, griterío y humo con olor a salchichas. En ese momento en el que todo termina, nos quedamos en familia, juntos, comiendo un bocadillo o un poco de codillo, riendo, cansados pero felices, orgullosos de haber cumplido una vez más...

Este año he acudido a degustar las salchichas y a tomarme una jarra de cerveza y he echado de menos cada una de aquellas noches de camaradería, amistad y risas y sinceramente deseo que llegue el próximo año para apuntarme en la pizarra de turnos y poder servir un años más cerveza a todos los que se acercan a colaborar con PRC.

A todos, gracias por tantas risas siempre seréis mi familia.


Outubrofest 2014. Crónica de David Viñas


En esta ocasión es David, jugador del Pontevedra y colaborador habitual en la fiesta, quien nos cuenta cómo se ven las cosas desde dentro de la Outubro.

Además de agradecerle, como a todos los que nos han enviado su crónica, el tiempo y esfuerzo dedicado al blog, le felicitamos por su excelente crónica, con la que os dejamos.

Son tantas las cosas que tengo que contar, que no se por donde empezar. 

Lo primero, decir que este es el tercer año que colaboro con esta gran fiesta que, como no podía ser de otra forma, organiza el Pontevedra Rugby Club. Club del que formo parte desde hace 4años como jugador. 

Desde el momento en que te vas viendo inmerso en los preparativos del día previo a su apertura, montaje de mesas, lavar vajillas/vasos, decoración y un sinfín de tareas varías; hasta el día siguiente al cierre en que toca recoger todo, tu mundo en esos 6 días se reduce a un solo lugar (La carpa de la Outubrofest en la Plaza del Teucro).
Tu vida modifica sus costumbres tranquilas para acelerarse a velocidades de vértigo. Desde que se abren las puertas, desempolvas tu mejor sonrisa, pones a punto tu calculadora mental y tu complicidad con el resto de voluntari@s y clientes.

Es un trabajo agotador física y mentalmente y pone tu cuerpo a prueba y, llegado el domingo, o la cabeza o el cuerpo te gritan que es hora de parar. Sin embargo, no cedes, no te rindes o mejor dicho no te dejan rendirte. Tus compañeros de barra, de cocina o el que esté pululando por allí, te saca una sonrisa, una gracieta, alguna foto absurda o cualquier tontería para distraerte. Te ayudan, apoyan y sientes que ests dentro de algo más grande que tú. Recurriendo al tópico, te sientes como en familia. Una muy grande y con la que compartes esos días sintiéndote ms a gusto en las comidas finalizado el turno, la pausa para el café u otro momento en el que puedas tener una charla animada. Y con los asistentes pasa algo por el estilo, entienden los pequeños fallos, aprecian lo que haces y siempre intentas que se vayan con una sonrisa. Lo que te deja con una satisfacción enorme y con ganas de seguir dedicándole tu tiempo para el año siguiente. 

 A mi forma de ver, centrándome en esos 4 días intermedios de un ajetreo frenético, el gran éxito de esta fiesta no son sus precios populares, que no cambian desde hace 6 ediciones, no es por la comida, que año tras año intenta ir mas allá implementando algo más a la carta y trabajando con productos de gran calidad. Todo lo anteriormente mencionado es muy importante, pero si´no hubiera ese buen ambiente dentro del grupo, numerosísimo, de voluntarios que, junto con la directiva, aportan su trabajo, su mejor sonrisa y, sobretodo, su buen hacer teniendo en cuenta que no nos dedicamos profesionalmente a ello, la fiesta no sería lo que es hoy en día. Y sin olvidarnos, como comentaba arriba, de la gente que viene año tras año a la carpa. Somos, voluntarios y clientes, el motor que hace girar el mecanismo para hacer de ella una maquina que funciona perfectamente. 

 La clave de este gran éxito de fiesta, es que colabora más pequeño de los chic@s de la escuela, pasando por los chic@s de las categorías intermedias, el sénior, padres y madres de jugadores y ex-jugadores. Todo ello de forma desinteresada y con el único fin de dotar al club de unos ingresos que contribuyan a sobrellevar los gastos de la temporada. 

Un saludo

viernes, 19 de diciembre de 2014

Outubrofest 2014. Crónica de Marilyn













Marilyn y Carlos son una de esas parejas veteranas que han dedicado mucho tiempo y mucho esfuerzo tanto al club como a la fiesta. Aunque su objetivo principal haya sido cumplir el deseo de jugar al rugby de su hijo, no hay palabras bastantes para agradecerles todo lo que han hecho a lo largo de estos años.

Marilyn, muchas gracias por dedicarnos tu tiempo y por compartir tus recuerdos con todos.

Os dejamos con la crónica de Marilyn y sus experiencias en la Outubro.
Hace unos siete u ocho años mi hijo Óscar decidió probar con esto del Rugby.

Yo no tenía mucha idea de en qué consistía este deporte, aún hoy en día sigo sin saber mucho de cuáles son las reglas de juego. Sin embargo, lo que sí he aprendido a lo largo de estos años es a valorar la deportividad que se respira, tanto en el terreno de juego como fuera de él, ahora entiendo por qué le llaman DEPORTE DE CABALLEROS.
 
Este respeto hacia compañeros, entrenadores, jugadores de otros equipos, padres, etc. siguió marcando las reglas no escritas para los miembros del PRC, incluso en la celebración de la October Fest, que como sabéis se lleva haciendo ya 5 años para recaudar fondos para el Club.
 
La primera edición de la October, tanto yo como muchos otros padres, jugadores y amigos nos presentamos como voluntarios para trabajar en la Carpa en la Plaza del Teucro. Desde ese año hasta hoy me vienen a la mente un montón de recuerdos y sensaciones…
 
Muchas horas de trabajo, muchas horas de diversión, fiesta y risas, todo ello aderezado con altas dosis de colaboración y compañerismo.
Ese olor a salchichas y codillo mezclado con cerveza que se quedaba impregnado en todo tu ser, ese dolor de pies, el frío que pasamos en algunos momentos, incluso algún año de días de intensas lluvias en las que el agua corria bajo nuestros pies, esa dieta a base de salchichas y chucrut durante cuatro jornadas seguidas. 
 
Recuerdo la primera salchicha de metro, la expectación que causó a todas aquellas personas que se acercaron a la carpa para degustar nuestros menús, las largas colas en la barra, la paciencia de los clientes ante nuestra inexperiencia, las fotos, la música y nuestros bailes, los aplausos, los mensajes por megafonía de Quincho, los gritos de nuestros cocineros (platos, platos, platos).

Me vienen a la mente imágenes de nuestros niños recogiendo jarras sin parar, de los jugadores un poco más grandes rompiéndose la espalda lavando platos, moviendo barriles, de las madres y padres que lavaban lechuga sin parar, de los que emplataban, de los que estaban pegados a un grifo de cerveza durante horas, de los que cocinaban, de los que servían cerveza a diestro y siniestro, de los que nos encargábamos de entregar los menús (cuántas veces quedábamos afónicos) de los que vendían los tickets de comida, de los que vigilaban que no se llevaran las jarras por el morro, de los que hacían guardia por las noches…
 
Pero sobre todo me acuerdo cuando acababa el turno, cuando nos sentábamos todos juntos a a comer, cuando comentábamos anécdotas y nos reíamos o cuando íbamos a tomar café al Cámara. Ya no había cansancio, no había sueño, no había hambre… porque todo lo hacíamos con ilusión para que nuestro PRC fuese conocido por todos y siguiese creciendo y creciendo.
 
Ahora que echo la vista atrás no puedo decir otra cosa que GRACIAS.

 Gracias a los chavales, que tantas cosas me habeis enseñado, gracias padres, madres, amigos del Club, gracias a todos aquellos conocidos y desconocidos que os acercasteis a participar de nuestra fiesta…

AHORA YA FORMÁIS PARTE DE MI VIDA.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Outubrofest 2014. Crónica de Aída


Tesorera e incansable colaboradora desde los inicios del club, Aída G. Mon ha tenido la amabilidad de contarnos sus sensaciones en torno a la fiesta de la cerveza, ayudando así a entender un poco mejor lo que disfrutamos todos los que en algún momento hemos sido colaboradores de la Outubro.

Aída, te damos las gracias por dedicar parte de tu tiempo a colaborar con el blog.

Como en cada edición de la fiesta, destacaría el buen ambiente que hubo entre la gente, que se vuelca sin esperar nada a cambio salvo la satisfacción personal y, por supuesto, el hecho de que el resultado económico hace posible que el club siga existiendo, a pesar de no ser fútbol y de la crisis que atravesamos.

Me gustaría agradecer sobre todo la entrega de Félix, el alma de todo y sin el que no sería posible la fiesta, y de Alberto, que también ha apoyado el proyecto desde el principio además de dedicar mucho de su tiempo a la escuela del Ponevedra.

Y, por último, también mi agradecimiento a los padres y resto de voluntarios que pasan tantas horas en la carpa. Tanto a los que se ven (en cocina, fregando, barra, etc.), como a los del turno de noches. Tú sabes bien lo ingrato que es pasar esas largas, frías y
húmedas noches vigilando el recinto y haciendo la última limpieza.

Este año con quien más he trabajado ha sido con Sergio y David, mis chicos de total confianza con el tema del dinero. A los sobres que me entregaban les llamábamos cartas de amor (jajajaja) y eran mucho más reconfortantes que los sobres de Barcenas, porque estos van destinados a un buen fin.

En pocas palabras esa ha sido mi experiencia en la fiesta este año, con el mismo trabajo interminable y buen ambiente de las cinco ediciones anteriores.

Saludos a todos.

Aída.